martes, 24 de febrero de 2009

Si La Pepa levantara la cabeza...

Cada vez más cerca el 2012. Cádiz que se prepara. El segundo puente. Hotelitos monos. Regatitas chulangonas. Capital Iberoamericana de la Cultura. Congresos, exposiciones, ponencias... Centro cultural con nombre de reina. Cumbre de jefes de estado. Musiquita por aquí, teatrito por allá, cinecito que supongo que también habrá; chim-pon, chim-pun. 3 x 4 constitucional. Muy bonito todo, oshe; todo muy limpito. ¿Y trabajo? Un algo más habrá, digo yo. ¿Retornarán los gaditanos autoexiliados a Castellón, Madrid o quién sabe dónde? ¿Habrá huequito para ellos en algún rinconcito? ¿Y luego qué? Porque el 2013 tiene una terminación muy fea, ¿no? ¿Quedará algo del 12 aparte de una buena resaca? Me imagino que el que tuvo retuvo y que Cádiz resurgirá de sus cenizas como el Ave Fénix se encalomó a lo alto del edificio -sí, ese tan moderno que hasta tiene Burger King- después de hacer un buen socavón en la carretera allá por cuando yo no había nacido (creo). La ciudad va viento en popa, o en proa, que hay barcos muy modernos que hasta andan para atrás como las coñetas. Da gloria ver a Cádiz tan requeteguapa. Y, ahora, en 2012, la seductora se comerá al mundo como una city fatal estilo Ava "Gasne".

¡Que muestre sus Puertas de Tierra, con sus dos buenos arcos! ¡Qué se abra toda! ¡Que acoja a todo el mundo, coño, aunque no se quepa! Y que deje un huequito, aunque sea "mu chequetito" (y de esto sí que sabe), para nosotros, los gaditas en el "extranjero". Porque Cádiz quiere a Iberoamérica, pero también a los gaditanos, ¿o no?

Imagen: Juramento de las Cortes de Cádiz en la Iglesia Mayor parroquial de San Fernando (Congreso de los Diputados de Madrid).
José Manuel Serrano Cueto

Crea tu insignia