lunes, 26 de marzo de 2012

La Maison Blanche, de Le Corbusier, en la suiza La Chaux-de-Fonds

La Maison Blanche, de Le Corbusier, blanco sobre blanco, es una de las casas privadas que aún pueden verse en la fría, pero muy acogedora, ciudad suiza de La Chaux-de-Fonds. No se oye en sus calles, sin embargo, y menos mal porque dicen que da locura, el tic-tac tic-tac de los relojes que tienen en La Chaux-de-Fonds su cuna según alguna guía turística. Prefiero maravillarme con la arquitectura del señor Charles-Édouard, nacido en esta localidad, aunque suponga un martirio saber que esas casas no son de uno, sino de otros... ¡Malditos adinerados!

1 comentarios:

Ana Jose Martinez Marchante dijo...

Es bonita pero yo no viviria ahi. Esta bien para una peli de miedo y asi con toda esa nieve me recuerda a El Resplandor

José Manuel Serrano Cueto

Crea tu insignia