miércoles, 30 de marzo de 2016

Ha muerto Paco Algora, actor extraordinario

De la primera fotografía a la última de este texto van más de 20 años. Conocí en Cádiz a Francisco Algora, Paco, recién llegado él a Vejer de la Frontera. Andaba por el festival de cine Alcances y me acerqué a presentarme porque ya hacía mucho que quería dedicarme al cine y al teatro. Y para mí él era un referente porque algunas de sus películas las había visto mucha veces, entre ellas La colmena (Mario Camus, 1982) (sí, porque yo era un jovencito al que le gustaba el cine español). A partir de ahí nos vimos muchas veces, en Vejer y en Cádiz, y, aunque tenía un carácter en ocasiones difícil, marcado quizás por los desplantes de la vida y la profesión, lo cierto es que me encantaba oírle. Cuando me fui a vivir a Málaga perdimos algo el contacto, pero todas las navidades me enviaba una felicitación, a la que yo intentaba corresponder.

Instalado yo ya en Madrid, su ciudad de origen y de la que él había huido, tuve la enorme oportunidad de trabajar con él. En 2006, el actor Aldo Sambrell y su esposa, Cándida, ya desaparecidos ambos también, me dijeron que querían contar con Algora para un corto que íbamos a rodar. Eran muy amigos y Algora aceptó la oferta, lo que me alegró enormemente.  Aunque no me guste, por muchos motivos, visto hoy Río seco me produce cierta nostalgia, pareja a la del personaje protagonista, y sobre todo me entristece saber que ya no están algunos de los que participaron delante o detrás de las cámaras.

Vi por última vez a Paco en San Fernando, donde ambos estábamos porque formábamos parte del jurado de Un Mar de Cortos, festival que por desgracia conoció una sola edición. No sabía de su enfermedad, maldito cáncer que se ha llevado ya a tanta gente querida.

Descansa en paz, querido Paco.Nos dejas un montón de grandes trabajos: Fanny Pelopaja (Vicente Aranda, 1984), Cara de acelga (José Sacristán, 1987), El Dorado (Carlos Saura, 1988), Diario de invierno (Francisco Regueiro, 1988), Barrio (Fernando León de Aranoa, 1998), El abuelo (José Luis Garci, 1998)...
José Manuel Serrano Cueto

Crea tu insignia