miércoles, 2 de mayo de 2012

El 27 de abril asistí al concierto que Mirabai Ceiba dio en el colegio Calasancio de Madrid. Una experiencia extraordinaria. Los prejuicios que se puedan tener sobre la "new age" no sirven de nada cuando se oye la voz de Angelika Baumbach, a la que se acopla envidiablemente la de su pareja, Markus Sieber. Llegan al corazón. No hace falta practicar Kundalini Yoga (yo no lo hago) para sentir esta música. Además, el concierto fue especial porque junto al dúo actuaron el músico Jamshied Sharifi, autor de bandas sonoras en películas como De vuelta a la tierra (Down to Earth, Paul y Chris Weitz, 2001) -afortunadamente, su música está muy por encima de su filmografía- y el percursionista Simone Haggiag.
José Manuel Serrano Cueto

Crea tu insignia