viernes, 4 de febrero de 2011

"Menos mal que estaba la puta"...

Fanny de Castro y J.M. Serrano Cueto
La frase del título de este post la pudimos oír ayer por la tarde después del pase de Amador para los jubilados de Carabanchel… “Es muy lenta y muy aburrida”, decía una señora e, inmediatamente, sin inmutarse, soltó “menos mal que estaba la puta”. ¿Y quién es la puta? Fanny de Castro; bueno, ella no, sino su personaje, claro: la prostituta Puri, especializada ya en hombres bien maduros. La actriz malagueña supone el salvavidas del espectador, que, cansado de la aridez de la película y de su tempo excesivamente pausado, encuentra en Puri, pura distensión, la complicidad necesaria para seguir adelante… Alguien me confesó que, cuando suena la puerta en la casa de Amador, la gente desea que sea Puri quien aparezca. A De Castro, cuya nominación al Goya de reparto habría estado muy justificada, la película le ha hecho un gran favor porque los espectadores, muchos, salen de la sala pensando, efectivamente, “menos mal que estaba la puta”.

Fanny de Castro visitó anoche la Semana de Cine Español de Carabanchel y charló con el público asistente. Nos habló de la genialidad de Fernando León de Aranoa, a quien pocos podemos imaginar cantando flamenco, cosa que hizo, según Fanny, “una noche mágica después del rodaje”.
 
En la otra sala, Jonás Trueba compartió su tiempo con los espectadores de su Todas las canciones hablan de mí. El productor Carlos Taillefer, coordinador de la Semana, fue el moderador de la charla.

Hoy, la XXXI Semana de Cine Español de Carabanchel proyectará Siempre hay tiempo (Héctor y Bruno) y La isla interior.
José Manuel Serrano Cueto

Crea tu insignia