sábado, 5 de febrero de 2011

'Siempre hay tiempo', una de las mejores películas españolas de 2010 y una injusta olvidada

Anoche la Semana de Cine de Carabanchel exhibió dos importantes películas del cine español: La isla interior (Dunia Ayaso y Félix Sabroso, 2010) y Siempre hay tiempo (Ana Rosa Diego, 2009). A mí me tocó presentar y moderar el coloquio de la segunda, al que vino Juan González (en la foto, a la izquierda), del equipo de cámara y amigo personal de la directora.

Siempre hay tiempo nos habla de encuentros generacionales, contrapuntos culturales, conflictos paternofiliales y sobre todo del abandono y la incomunicación. Es extraordinaria en todos los aspectos, comenzando por los actores, especialmente Txema Blasco y Montserrat Carulla, pero también el joven Eduardo Bulnes, un descubrimiento que debería haber merecido otra de esas nominaciones noveles al Goya.
José Manuel Serrano Cueto

Crea tu insignia